el chico que no quiso volar

 

¿No estas suscrito a la newsletter? Te lo dejo fácil. Suscríbete.

Hoy te quiero contar una fábula pero validando que es una fábula veo que tengo que cambiar el inicio.

La fábula es una composición literaria narrativa breve, ya en prosa o en verso, en la que los personajes principales suelen ser animales o cosas inanimadas que hablan y actúan como seres humanos

Hace muchos años, cuando era pequeño, ya sentía que la vida que tengo es diferente. Porque es la mía. Distinta a la de los demás. Porque cada uno de nosotros somos diferentes.

A lo que voy: el chico que no quiso volar.

A alguien muy muy cercano a mí se le ocurrió colgar una bandera (vamos a dejar de lado el tema político) lo más grande posible en la montaña de Montserrat (cerca de Barcelona). Era un trozo de la bandera, la más larga del mundo, extendida hasta la fecha (hablamos de la década de los “90) la cual recibió certificado del libro de los récords Guinness. Parece ser que ahora la ostenta una desplegada en Argentina.

Sigo: la bandera desplegada en la montaña de Montserrat un 27 de abril de hace ya unos años necesitaba ser fotografiada para enviar a la prensa y hacerse eco del nuevo reto. Reto culminado por un equipo de personas de la zona cercana a Torredembarra. Para hacer esas fotografías hubo un helicóptero y al cual decidí NO subir. Sería por miedo, sería por respeto.

Pasaron los años y el chico que no quiso volar ahora va a trabajar en helicóptero para hacer fotografías y vídeos para una empresa de heliski en la Val d’Aran. Pero eso si a caso ya lo cuento más adelante.

Noticias porque esto es una newsletter:

Compartir es acordarte de esa persona que te viene a la cabeza al leer la newsletter. ¡Haz que ocurra!

Venga Gorka, sí, envía, envía, envía. Si quieres que ocurran, sigue haciendo cosas. ¡Feliz jueves, o lo que queda!

Abrazo.

Gorka.

 

Por cierto si has llegado hasta aqui y no estas suscrito a la newsletter te lo dejo fácil abajo. Suscríbete.

Tags: